Conoce cuáles son las propiedades transaccionales de las criptomonedas

Las propiedades transaccionales de las criptomonedas son, en resumen, las cualidades que definen las operaciones que se hace con ellas de las que se realiza con cualquier otro tipo de divisas. Por ende, conocerlas te brinda una idea mucho más precisa de cómo diferenciar esta nueva forma de economía.

Esa es la clase de conocimiento que necesitas para ser un buen emprendedor y un estupendo trader, ya sea con Bitcoin, con Ethereum con Libra… El resultado se aplica a todas las variantes disponibles. Así que lee con mucho cuidado a continuación, para que aprendas cuáles son las propiedades transaccionales de las criptomonedas.

Formato de trabajo con pseudónimos

La primera de las propiedades transaccionales de las criptomonedas a tener en cuenta, al menos según nuestro criterio, es la imposibilidad de detectar la identidad tanto de los intercambios y operaciones como también de los involucrados.

Esto se debe a que el sistema de encriptado de las criptomonedas no asocia las divisas con ningún perfil de ninguna clase, sino que se limita a permitir el flujo de las divisas.

A lo sumo, lo más cercano a una identidad son las  wallets o los monederos, que se componen de un aproximado de 30 caracteres. Estos de cierta forma los dotan de una dirección propia que los distingue de los que usan otros usuarios, incluso en la misma plataforma.

Sin embargo, esos caracteres no están en la capacidad de decir nada de ti ni tampoco de tus movimientos. Y es que son asignados aleatoriamente, de modo que no pueden ser elegidos por preferencias personales que de algún modo revelen quién eres.

Ahora bien, esta propiedad no impide que haya seguridad para ti (como lo veremos más adelante). En realidad, se suele llevar un seguimiento de las transacciones, aunque siempre será sin violar tu privacidad ni tus derechos de operar con criptomonedas.

Irreversibilidad

De todas las propiedades transaccionales de las criptomonedas, esta es por lejos la que más problemas les ha traído a muchos traders.

Eso sí, cabe aclarar que en la mayoría de los casos se ha debido al desinterés de informarse. Por tanto, mientras tú la tengas en mente nada pasará.

Hablemos ahora de en qué consiste esta irreversibilidad. Básicamente se trata de que ninguna transacción, por muy mínima o baja que sea, puede devolverse.

La imposibilidad de invertir la operación aplica para todos los organismos que te puedas imaginar, como el banco o incluso algunas instituciones legales, debido a que las criptomonedas no trabajan con ninguno de los dos.

Sí, es cierto que en los últimos tiempos se ha hecho un gran esfuerzo por legalizar las criptomonedas, pero estas siguen siendo libres. Así que ninguna persona puede manipularlas hasta el punto de retroceder algún movimiento.

Eso es ventajoso porque sabes que nadie puede meterse e interrumpir tus compras o ventas de criptomonedas, lo que a largo plazo afectaría tu wallet.

Aunque por el otro lado, implica que si por algún motivo en particular te equivocas en la dirección de pago, no habrá nadie que pueda ayudarte.

A causa de todo eso, lo más prudente es que siempre te informes bien de los datos y del historial de aquellos usuarios con los que harás trading. Mucha confianza podría acarrearte pérdidas insalvables.

Seguridad de la encriptación

De la mano con las anteriores propiedades transaccionales de las criptomonedas, encontramos que cuentan con una seguridad incomparable en su sistema de encriptación.

Eso aplica especialmente a la hora de guardar tus criptomonedas en algún monedero. No importa cuánto intenten hackearte, las posibilidades de que tengan éxito son muy mínimas.

No es para menos, ya que la criptografía de estas monedas trabaja con miles y miles de números, dispuestos siempre de manera aleatoria.

En consecuencia, no existe programa alguno sobre la faz de la tierra que pueda generar un modelo que refleje la clave con la que haces tus movimientos.

Uso libre y descentralizado

Las criptomonedas pueden ser usadas sin que necesites el permiso de algún ente. Esta es sin duda la propiedad transaccional que mayor polémica generó en su momento.

Es comprensible, tomando en cuenta que desde hace siglos ha habido instituciones que regulan las monedas y el acceso a estas.

Pero todo cambió con la aparición del Bitcoin y sus similares, porque ya todos los códigos de seguridad están establecidos. Siempre que consigas minar las monedas, podrás usarlas a tu antojo cuando quieras y en la cantidad que lo necesites.

Conectividad global

Las criptomonedas están en donde haya Internet. Y como esta se encuentra prácticamente en todo el mundo, puedes enviar transacciones a donde sea.

No solo eso, el trading se hace a velocidades que ninguna otra forma de economía puede tan siquiera simular. Tanto los movimientos como las confirmaciones concluirán en tiempo récord sin importar tu ubicación.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 7,445.19 1.18%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 147.18 1.16%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.225371 0.07%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 210.13 1.8%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 45.29 1%
  • eosEOS (EOS) $ 2.70 1.19%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.038292 0.07%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.054941 1.43%
  • tronTRON (TRX) $ 0.014459 1.92%
  • moneroMonero (XMR) $ 54.76 1.65%
  • neoNEO (NEO) $ 8.90 1.72%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.203556 1.1%
  • dashDash (DASH) $ 52.08 1.59%