Descubre la escasez digital y su papel dentro de la blockchain

La escasez digital es una de las anclas que mantiene al Bitcoin como un sistema económico rentable a nivel mundial. Conoce hoy de qué va y cómo contribuye a tus ganancias.

¿Qué es la escasez digital?

La escasez digital es un tipo de control que se ejerce sobre la existencia y abundancia de recursos y activos de corte digital.

Si aplicamos el concepto al blockchain, queda claro que se refiere a la manera como se controla la distribución de bitcoins y demás criptomonedas.

La escasez digital y la abundancia digital

Antes de que la noción de escasez virtual o digital apareciese, ya se venía hablando de otra llamada “abundancia digital”. Más allá de la oposición en los nombres, estas dos ideas presentan un contraste mucho más marcado, así que nos detendremos a examinarlo.

Para empezar, debemos definir la abundancia digital. Esta se refiere a un fenómeno que trata acerca de la posibilidad de disfrutar de un contenido ilimitado.

En otras palabras, la abundancia digital es la presencia inagotable de un determinado tipo de archivo dentro de Internet.

Semejante distribución tan inabarcable ha traído como consecuencia que las personas en Internet crean que no hay costo alguno en el almacenamiento de los archivos, cuando en realidad resultan casi insostenibles para compañías y autores.

Pues bien, la escasez digital es, por decirlo de un modo, la solución a ese problema. Consiste en buscar un método de control sobre tanta abundancia, la cual eventualmente se vuelve piratería.

Por supuesto, la escasez no fue implementada o desarrollada desde la era del Bitcoin y la blockchain. Muy por el contrario, ya para entonces se había realizado muchos intentos para llevarla a cabo.

Sin embargo, sí es cierto que solo desde la aparición del Bitcoin fue posible crear la escasez. Y esa es una de las muchas razones por las que los criptoactivos han logrado consolidarse como divisas confiables.

¿Por qué el Bitcoin y la blockchain lograron crear la escasez digital?

Ya más arriba señalamos que la aparición de la tecnología blockchain del Bitcoin significó la posibilidad de ver realizada la escasez digital. A continuación veremos cuáles fueron los puntos clave que permitieron ese increíble suceso:

Limitación en la oferta de bitcoins

Como todos sabemos, cuando Satoshi Nakamoto desarrolló el sistema del Bitcoin no estableció que las monedas fuesen infinitas, sino que precisó el número máximo de las que podría haber.

Al hacer eso, automáticamente imposibilitó que se pudiese replicar el Bitcoin de forma ilimitada, lo cual nos garantiza hoy en día que no pueda ser pirateado.

Complejidad del proceso de minado

El proceso de minado, si bien está al alcance de todo el mundo, no es para nada sencillo. Implica altos gastos en recursos físicos y virtuales, sin mencionar que además se va haciendo más difícil su rentabilidad con el paso del tiempo.

Eso último representa un problema para quienes no pueden actualizar sus equipos. No obstante, en un todo la complejidad del minado hace imposible duplicar el Bitcoin cuando sea que se quiera.

En otros recursos virtuales, existe la posibilidad de copiar miles de veces un mismo archivo, sea una imagen, un audio, etc.

Pero en la blockchain no se puede generar nuevos bloques de bitcoins al antojo de cada persona, sino que se debe someter el ordenador a un extenso proceso de minado. Por ende, no se puede crear abundancia digital sobre el BTC.

Vinculación estrecha entre cada usuario y sus bitcoins

Los bitcoins están vinculados a sus dueños en su totalidad. Así, son ellos quienes deciden cuándo gastarlos o invertirlos.

Esa estrechez en la relación usuario-Bitcoin es precisamente lo que hace que nadie más pueda poner una mano en los fondos de la persona para duplicarlos.

¿De qué sirve esta escasez en la blockchain del Bitcoin?

Hasta ahora hemos visto cómo se relacionan la escasez virtual y el Bitcoin. Es momento, entonces, de que conozcamos por qué la primera le es tan útil al segundo.

Evita la pérdida de valor

Gracias a la escasez que incluyó Nakamoto en el Bitcoin es como hoy en día resulta posible que el Bitcoin aumente su valor constantemente.

Si se pudiese generar bitcoins de forma infinita y sin control, en muy poco tiempo se crearía una inflación virtual que acabaría por disminuir su valor monetario, hasta el punto de llevarlo a un cero absoluto.

De más está decir que eso haría colisionar toda la estructura del criptomundo actual. Pero por si fuera poco, un colapso así significaría un retraso económico global.

Contribuye a la remuneración de activos

La escasez virtual permite que todo archivo anclado a los bitcoins pueda ser rentable. Esto porque mientras la criptomoneda aumente el valor del activo también. De ese modo, los creadores de contenido ven recompensado su trabajo.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.Telegram: @RedactorCreativo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,909.00 0.22%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 3,326.80 0.29%
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.48 10.39%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 150.10 1.89%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 383.52 1.81%
  • tronTRON (TRX) $ 0.070775 2.3%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.258366 0.54%
  • moneroMonero (XMR) $ 223.43 3.72%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 1.12 0.15%
  • eosEOS (EOS) $ 2.90 0.32%
  • neoNEO (NEO) $ 24.84 1.44%
  • dashDash (DASH) $ 135.77 3.36%