Descubre qué son las recompensas de bloque y cómo calcularlas

Las recompensas de bloque son el incentivo de todo minero. Sin ellas no podría existir ninguna criptomoneda. Es la justificación del esfuerzo que implica el minado. Si tú te dedicas a él, necesitas saber cómo calcularlas. Aquí te enseñaremos todo el proceso.

¿En qué consisten las recompensas de bloque?

Las recompensas de bloque son, en resumen, el beneficio económico que recibe cada minero por su labor o actividad de minado.

Cada recompensa es enviada por un proceso denominado “transacción coinbase”. El mismo se ocupa de introducir constantemente nuevas monedas dentro de la blockchain de los criptoactivos existentes.

Vistas de esta manera, las recompensas de bloque son importantes y básicamente imprescindibles por dos motivos:

  • Incentivación económica. Las recompensas justifican la minería, es decir, hacen que valga la pena dedicarse a esa actividad. Y dado que las blockchains no podrían funcionar sin los mineros, es indispensable conservarlos.
  • Dinamización y masificación de las blockchains. Las recompensas generan o dan lugar a una mayor cantidad de criptomonedas en circulación. Esto hace que por ejemplo el Bitcoin sea más atractivo para ciertas personas de alto capital, lo que aumenta su valor.

¿Cómo puedo calcular las recompensas de bloque?

Para poder calcular las recompensas de bloque debes encargarte de algunos aspectos relacionados con la criptomoneda que estás minando. Veamos cuáles son:

Precisar la emisión total del criptoactivo

Este es indiscutiblemente el primer punto. Debes conocer cuántas criptomonedas serán generadas o creadas dentro de la blockchain.

Con ello nos referimos al límite de existencia. En otras palabras, cuántos ethereums o bitcoins puede haber. En el caso del BTC, es bien sabido que la cifra máxima supera los 20 millones.

Pues bien, conociendo el número de criptoactivos que podrán existir es posible saber cuántos bloques serán emitidos y qué recompensa irá para cada uno.

Este apartado es muy importante, ya que permite la descentralización de la criptomoneda al dividir las recompensas con miras hacia la expansión más grande posible, la cual implica que haya más mineros y traders.

Aumentada esa cifra, se masifica el uso del criptoactivo y se hace imposible que un número reducido de usuarios tome control absoluto de la moneda.

Determinar un período para la creación de nuevas monedas en la blockchain

Este punto se refiere a conocer cuánto durará la emisión total de la criptomoneda. Para entenderlo mejor, haremos un pequeño ejemplo.

Supongamos que estás trabajando con una criptomoneda cuyo límite es de 22 millones. A su vez, hemos establecido que cada 11 minutos generaremos un nuevo bloque y que deseamos llegar al límite (los 22 millones) antes de 12 meses.

En ese caso, las recompensas de bloque serán bastante elevadas, de al menos 0.500 criptomonedas por cada bloque.

Desgraciadamente, semejante recompensa acabaría ocasionando una poderosa inflación, dado que al haber mayor oferta de monedas ocurre una disminución en su valor.

Para prevenirlo, a cada criptoactivo se le ha asignado de antemano un tiempo de emisión. Para el Bitcoin es de 135 años, así que se cerrará aproximadamente en 2144.

Cabe destacar que algunas monedas, como el Monero y el Ethereum, no tienen un límite de emisión. Son realmente infinitas. Aunque de todos modos están reguladas por el mismo principio que las otras, para evitar que haya inflación.

En todo caso, es indispensable que sepas el período de emisión, por cuanto es una de las variables fundamentales en el cálculo de las recompensas.

Aplicar el halving en su debido momento

Este punto está enlazado con el anterior. Sucede que para detener la inflación no basta con simplemente establecer una cantidad limitada y una recompensa fija. Es igual de importante poder reducir el monto de las recompensas luego de cierto tiempo.

Es así como entra en acción el halving. Este consiste en la división a la mitad de cada recompensa después de un determinado número de bloques.

Además de ello, el halving indica el valor inicial de la recompensa y el que irá teniendo tras cada período. Casi siempre se procura que la primera sea la más alta, porque solo así es posible inyectar un buen conjunto de criptomonedas a fin de dinamizar su economía.

Eventualmente el halving irá rebajando la recompensa y el ritmo de creación de nuevas monedas. Ello, antes que afectar el valor del criptoactivo, hace que vaya aumentando paulatinamente.

Aprovechar la programación económica del criptoactivo

Todo lo anterior se resume en este último punto. Aquí se trata de utilizar el código fuente del software de la blockchain.

El mismo se encarga de indicarles a los nodos el valor definido de las recompensas según el momento en el que revises.

Vale la pena mencionar que este apartado es diferente para cada criptoactivo. El BTC, por su lado, lo divide en dos etapas. Otros, en cambio, realizan todo el proceso en una sola.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.Telegram: @RedactorCreativo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,909.00 0.22%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 3,326.80 0.29%
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.48 10.39%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 150.10 1.89%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 383.52 1.81%
  • tronTRON (TRX) $ 0.070775 2.3%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.258366 0.54%
  • moneroMonero (XMR) $ 223.43 3.72%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 1.12 0.15%
  • eosEOS (EOS) $ 2.90 0.32%
  • neoNEO (NEO) $ 24.84 1.44%
  • dashDash (DASH) $ 135.77 3.36%