Te enseñamos todo lo relacionado con el timestamp de blockchain

El timestamp de blockchain en Bitcoin es una de las piedras angulares dentro de todo el equilibrio del BTC. Generalmente se ignora su indispensable funcionalidad. Por suerte, hoy te informaremos al respecto.

¿Qué es el timestamp de blockchain?

Dicho de manera muy concreta, el timestamp de blockchain (“marca de tiempo”, por su traducción al español) es un dato de poco tamaño que se encuentra en cada bloque y que opera como una especie de serial que lo identifica del resto.

La función del timestamp es precisar en qué momento es minado el bloque y seguidamente confirmado por la red de blockchain que pertenece al Bitcoin.

¿Cómo funciona el timestamp de blockchain?

Para su funcionamiento, el timestamp de blockchain recurre a un cierto modelo de ajuste instantáneo. Este utiliza un promedio o mediana de todas las marcas de tiempo que hayan sido devueltas por cada uno de los nodos de la red de BTC.

Desde luego, las marcas no son del todo exactas. Para ello antes tendrían que estar bien en orden. Aun así, la precisión que ofrecen es más que suficiente como para brindar validez a los bloques.

Usos posibles del timestamp

Como todo elemento de la blockchain del Bitcoin, el timestamp tiene una funcionalidad amplia que puede distribuirse en varios usos, a saber:

Establecimiento de la dificultad del minado

El timestamp de blockchain es capaz de establecer la complejidad del procedimiento que llevan a cabo los mineros.

Esta función es posible porque las marcas de tiempo involucradas sirven para que los nodos ajusten la dificultad del minado según cada lapso de generación de nuevos bloques.

En otras palabras, los timestamp de blockchain le indican a la red cuánto tiempo se tarda en la extracción total de bloques en un período, y a partir de esa información es posible aumentar o disminuir la facilidad del procedimiento.

Podría pensarse que este uso serviría para que algunos mineros manipulen de mala manera el tiempo para que su labor no sea tan complicada.

Por fortuna no es así. Y es que el mismo creador del Bitcoin programó la red de tal modo que los nodos pudieran eludir cualquier bloque que no esté dentro de un cierto rango de tiempo respecto a su propio reloj interno.

En consecuencia, si alguna persona decide aplicar esa pequeña trampa lo único que conseguirá es que se pierdan todas las recompensas que haya acumulado hasta ese punto.

Protección contra el doble gasto

Siendo una moneda descentralizada, era obvio que el Bitcoin iba a generar dudas sobre la posibilidad de que hubiese un doble gasto en alguna operación por error.

Pues nuevamente nos topamos con que el creador previó esto. Específicamente, al momento de incluir el timestamp de la blockchain.

Sucede que las marcas corroboran que la última transacción es la real, la que se añade a la cadena de bloques. Cualquier otra que tenga lugar posteriormente quedará descartada, así que no tienes nada de lo que preocuparte.

Como puedes observar, este mecanismo ha sido fundamental en todo lo que tiene que ver con la confiabilidad que ofrece Bitcoin. Es, de hecho, una garantía contra cualquier gasto extra accidental.

Retraso del fallo Unix

Es bien sabido que todos los bloques del Bitcoin vienen con una marca de tiempo de la clase Unix que sirve para variar el hash del bloque y con ello impedir que sea manipulado o deformado.

Pero existe un problema: las marcas Unix pueden mostrar períodos hasta el año 2038, que está muy lejos del que se programó para que el último de los bitcoins fuese minado.

Es entonces cuando entra el timestamp. Este duplica los procedimientos y consigue que el fallo se retrase hasta el 2106, por lo que no existe ya más riesgo de colapso o de que el sistema de la blockchain quede indefenso.

El timestamp de blockchain y el Time Warp Attack

Si bien es cierto que el timestamp se ha consolidado por su seguridad, no significa que no reciba ataques constantes.

De todos, el más famoso es el Time Warp Attack. Este tiene lugar cuando un determinado minero indica marcas de tiempo en los bloques extraídos que son en realidad incorrectas, a fin de conseguir rebajar la complejidad del proceso.

Contra este ataque existe un sistema de seguridad. El mismo hace que se reajuste la dificultad en función de la tasa de generación o creación de nuevos bloques. Es así como se conserva una ley de 10 minutos por cada bloque en toda la red de Bitcoin.

Es importante poder controlar este ataque en particular, puesto que a largo plazo puede afectar en gran medida la economía del Bitcoin. Ello porque la distorsión del tiempo acaba aumentando la oferta con un precio de compra más bajo, lo que dispara la inflación.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 9,657.24 4.82%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 262.46 7.18%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.281769 5.49%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 386.63 8.07%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 71.65 7.81%
  • eosEOS (EOS) $ 4.04 12.28%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.059115 5.94%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.071385 6.65%
  • moneroMonero (XMR) $ 79.08 8.22%
  • tronTRON (TRX) $ 0.020537 9.45%
  • neoNEO (NEO) $ 14.16 8.51%
  • dashDash (DASH) $ 106.37 8.07%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.268549 8.65%