Te explicamos todo acerca del Timelock de Bitcoin

El Timelock de Bitcoin ha logrado constituirse en uno de los elementos responsables de mantenerlo como la criptomoneda más rentable y confiable a la hora de invertir. Y es que ofrece la posibilidad de preconfigurar acciones o movimientos con las divisas de BTC para que puedan ejecutarse más adelante.

De ello se desprende y se justifica cómo es que el Bitcoin se ha vuelto tan seguro. Y para que puedas conocer el tema y saber por qué resulta imprescindible, anímate a leer nuestra guía y a empaparte con este interesante concepto.

¿Qué es el Timelock de Bitcoin?

El Timelock de Bitcoin es una clausula especial de contrato inteligente, aunque con un diseño ligeramente primitivo.

Su nombre, que en español quiere decir “bloqueo de tiempo”, se deriva de su función. Esta consiste en que, cuando se alcance una cierta altura de bloque o un período ya establecido, se añadirá una transacción predeterminada a la blockchain de BTC.

En ese sentido, el Timelock opera como un bloqueo que impide que una cifra de bitcoins sea gastada a menos de que antes queden resueltas ciertas condiciones previas.

Una vez cumplidas y satisfechas, los mineros de Bitcoin tienen la posibilidad de incorporar la transacción al famoso árbol de Merkle en su bloque más reciente. Y al hacerlo, automáticamente se termina de ejecutar la operación original.

Aplicaciones del Timelock de Bitcoin

Sería imposible enumerar todos los usos que se puede hacer de los Timelocks. No obstante, es posible señalar que principalmente operan en contratos hash y canales de pago, ambos comprendidos dentro de la noción de “contrato inteligente”.

De igual modo, sirven para hacer una inversión de bitcoins que pueda permanecer durante meses o años. Con ello se puede obtener un margen de intereses bastante fiable, considerando la estabilidad del Bitcoin.

Finalmente, es común asimismo que se use los Timelocks en el franqueo de tarifas, ya sea aumentándolas o disminuyéndolas.

¿Existe más de un tipo de Timelock de Bitcoin?

A la fecha, el Timelock de Bitcoin se ha venido subdividiendo en 4 clases o tipos diferentes de acuerdo con ciertos parámetros. Así, tenemos:

nSequence

Este Timelock de Bitcoin es quizá uno de los más particulares. Se trata de un bloque relativo que opera en el nivel de las transacciones.

Los nSequence fueron incorporados alrededor del 2016 en el BIP 68.En este se establece o añade los números de secuencia responsable de crear el bloqueo.

Cada nSequence es capaz de especificar el tiempo más temprano que puedes añadir a alguno de los bloques que se hallan dentro de la blockchain, todo a través de una entrada que funciona como código operante.

Además de lo anterior, los nSequence pueden crear más de una condición de tiempo en la misma operación en bitcoins. Todas se hallan enlazadas, así que es pertinente que se cumpla cada una.

Cabe resaltar que los nSequence son uno de los Timelocks más ligeros, puesto que usan solo 18 de los 32 bits de los que disponen. De esos 18, 16 sirven para configurar el tiempo del bloqueo, con lo cual hay un total de 65.535 unidades de bloques disponibles.

nLockTime

Este Timelock de Bitcoin también trabaja a nivel de transacción. Se trata, curiosamente, del primero que se creó, llegando a estar disponible en el software original del BTC desarrollado por Satoshi Nakamoto.

Los nLockTime trabajaban al principio con 32 bits que carecían de signos y que les servían para representar los períodos. Poco a poco se fueron haciendo más complejos, hasta que fueron capaces de hacer bloqueos tanto de alturas de bloques como de tiempo.

Actualmente la capacidad de estos Timelocks es tal que pueden bloquear una determinada transacción por más de 9.000 años, utilizando el número de bloques disponibles, y más de 2.000, si es con marcas de tiempo.

Sumado a todo eso, los nLockTime suelen estar definidos en cero en cada monedero conocido, razón por la cual los intercambios con bitcoins pueden validarse en cualquier bloque de la blockchain de BTC.

CheckSequenceVerify

Este Timelock opera en el nivel de los scripts. Tal como el primer tipo que vimos, fue incluido en el BIP 68, aunque no tardó mucho en ser movido a otros BIPs.

Los CheckSequenceVerify pueden bloquear transacciones en un rango de más de 65.000 bloques. En medida temporal, estamos hablando de casi 460 días.

CheckLockTimeVerify

Este Timelock suele ser abreviado como “CLTV”. También trabaja a nivel de script, y fue incluido en el BIP 65.

Los CheckLockTimeVerify se caracterizan por servir para hacer transacciones en las cuales pueda fijarse previamente el día específico en el cual se concretará.

En conjunto con ello, estos Timelocks son capaces de cambiar los parámetros de autenticación usados por direcciones multifirmas, lo que les permite recuperar fondos de bitcoins si ciertas condiciones de devolución se ejecutan.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 9,657.24 4.82%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 262.46 7.18%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.281769 5.49%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 386.63 8.07%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 71.65 7.81%
  • eosEOS (EOS) $ 4.04 12.28%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.059115 5.94%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.071385 6.65%
  • moneroMonero (XMR) $ 79.08 8.22%
  • tronTRON (TRX) $ 0.020537 9.45%
  • neoNEO (NEO) $ 14.16 8.51%
  • dashDash (DASH) $ 106.37 8.07%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.268549 8.65%