Te instruimos en torno al protocolo 0x de la blockchain

El protocolo 0xes actualmente un pilar de todas las operaciones hechas en la blockchain. Prepárate a descubrir en esta oportunidad su funcionamiento y cómo contribuye a las operaciones que sueles realizar.

¿Qué es el protocolo 0x?

El protocolo 0x es un lineamiento que se encuentra incluido en el Proyecto 0x. Es, en resumidas cuentas, su piedra angular, ya que ejecuta las funciones principales en su estructura.

El propósito de este protocolo es permitir que casas de cambio distribuidas puedan funcionar sin problemas a través de sistemas de smartcontracts (“contratos inteligentes”).

La creación del protocolo se corresponde con la del proyecto en sí mismo. Es decir, ambos fueron establecidos de forma simultánea en el año 2016.

Los responsables detrás de esta maravillosa idea fueron Amir Bandeali y Will Warren, que son los directores y cocreadores del Proyecto 0x.

Modo de trabajo de este protocolo

A diferencia de muchos otros elementos de su tipo, el protocolo 0x es uno de los más sencillos que hay en toda la blockchain. Especialmente, en su modo de trabajo. Y para simplificártelo todavía más, lo dividiremos en tres partes:

Fase uno

En la primera fase del protocolo 0x tiene lugar, antes que cualquier otra cosa, la aprobación del contrato de algún intercambio descentralizado. Eso con el fin de poder acceder al saldo que se encuentra en el token A.

Una vez que se realiza dicha aprobación y es recibida, el creador del contrato en cuestión emite una orden. Esta última estará destinada al intercambio del token A por un token B.

Dentro de la orden irán varios datos importantes para la operación: tiempo de vencimiento, tipo de cambio buscado por el creador del contrato, firma del pedido mediante su clave, entre otros.

Tras todo lo anterior, el sistema evalúa cada elemento de la orden del contrato. El proceso permite finiquitar los últimos detalles para evitar errores. Y tan pronto como culmina, la misma es emitida a la red de la blockchain.

Fase dos

Esta fase comienza cuando ya la orden ha sido distribuida a lo largo de toda la cadena de bloques. El fin de ello es que los relayers la procesen para su posterior ejecución.

Terminado el trabajo de los relayers, le corresponde al segundo integrante del contrato aceptar la orden que se ha emitido.

La aceptación, a su vez, permite que sea aprobado el contrato en sí. De esa manera, el sistema logra acceder a los fondos del token B, que pertenece al segundo integrante.

Esta fase finaliza una vez que el sistema de la blockchain ha logrado reconocer todos los tokens y ha confirmado su validez.

Fase tres

La tercera y última fase del protocolo 0x empieza cuando el segundo integrante del contrato firma la orden del mismo.

Con dicho gesto, el integrante está demostrando que tiene interés en concretar el intercambio u operación que la otra persona ha iniciado. Es así como se establece el acuerdo paralelo entre los dos, de lo cual resulta la aprobación final del movimiento.

De aquí en más, el sistema se ocupa de enviar la orden de vuelta a la blockchain para que sea confirmada por completo. Inmediatamente después los fondos de tokens son enviados al respectivo comprador.

Elementos que integran este protocolo

El protocolo  no podría funcionar sin una serie de elementos que hacen posibles sus funciones. Por ende, debes conocerlos si quieres realmente entender cómo trabaja. A continuación te los mostramos:

Relayers

Ya hicimos referencia a los relayers. Estos consisten en ordenadores que se encargan de poner en ejecución el sistema de 0x; dicho de otra manera, ejecutan su software de trabajo.

La unión de todos los relayers permite establecer la blockchain de este protocolo. Por consiguiente, es gracias a ellos como puedes realizar tus intercambios dentro de la cadena de bloques.

Contratos intelignetes del proyecto

Estos contratos hacen referencia a los smartcontracts que se hallandentro de la blockchain y que son ejecutados constantemente.

Los contratos inteligentes son, en síntesis, la base de todo el modo de trabajo del protocolo. Los hay de varios tipos (uno para cada tarea que pueda surgir), aunque todos coinciden en el mismo nivel de relevancia.

Para explicarnos mejor, usaremos un ejemplo. Supongamos que alguien desea trabajar con cierto tipo de tokens a fin de intercambiarlos por otros. En ese caso, el sistema deberá buscar el contrato que funciona específicamente para ello.

Otra función de estos smartcontractses optimizar cuanto se pueda la utilización de los fondos de cada usuario en la blockchain.

Token ZRX

Este último componente se encarga de dos cosas. Primeramente, de generar y manejar un sistema de gobernanza descentralizado.

En segunda instancia, coordina la liquidez de la red creando ciclos de retroalimentación económica. Además se ocupa de cualquier problema de distribución.

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.Telegram: @RedactorCreativo

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,909.00 0.22%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 3,326.80 0.29%
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.48 10.39%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 150.10 1.89%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 383.52 1.81%
  • tronTRON (TRX) $ 0.070775 2.3%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.258366 0.54%
  • moneroMonero (XMR) $ 223.43 3.72%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 1.12 0.15%
  • eosEOS (EOS) $ 2.90 0.32%
  • neoNEO (NEO) $ 24.84 1.44%
  • dashDash (DASH) $ 135.77 3.36%