Te instruimos sobre los Lightweight Wallets

Los Lightweight Wallets han conseguido simplificar en gran medida el manejo de bitcoins, ethereums y cualquier otra criptomoneda para todos los usuarios. Se trata de una alternativa muy ligera que brinda un acceso seguro y rápido a la cadena de bloques, y ofrece el mismo nivel de funcionalidad que un monedero tradicional de criptoactivos.

Ahora bien, estos wallets tienen sus propias características y métodos de trabajo. Necesitas conocer todo eso para poder aprovecharlos al máximo. Para ello te ofrecemos a continuación una guía breve pero completa de cada uno de los apartados que juegan un papel en su funcionamiento.

¿Qué son los Lightweight Wallets?

Cuando hablamos de “Lightweight Wallets” nos referimos a un tipo o clase especial de monedero que trabaja mediante una conexión enlazada con un cierto número de servidores particulares.

Los mismos les permiten recibir y tener acceso a cualquier información que necesiten en torno a los movimientos, pagos e intercambios que hagan con alguna criptomoneda, sea el Bitcoin u otra.

Es de esa manera como se convierten en un modelo simplificado de wallet que resulta por demás útil, ya que no requiere de un nodo completo (o “full node”) interno para trabajar.

¿Cuáles son las características de estos monederos?

A partir de la definición que expusimos más arriba es sencillo intuir algunas de las características de los Lightweight Wallets.

No obstante, es necesario precisarlas para una mayor comprensión, cosa que vamos a hacer ahora. Del mismo modo, añadiremos aquellas que también sea indispensable destacar:

Control total de las claves privadas

Con los Lightweight Wallets tienes control absoluto sobre tus claves privadas, las cuales son las responsables de que funcionen los distintos monederos que conocemos hoy en día.

De ese modo es como puedes aprovechar al máximo la seguridad que te ofrece el sistema ante cualquier fraude, e incluso cuando quieras mover tus fondos entre billeteras distintas.

Funcionamiento sin blockchain

Estos monederos reciben su nombre “Lightweight” precisamente porque no necesitan que descargues toda la blockchain de BTC, por ejemplo, sino que operan utilizando servidores externos que permanecen conectados a la red de la criptomoneda.

Reducción en el tiempo de configuración y sincronización

Esta característica se desprende de la anterior. Sucede que al no tener que descargar la blockchain entera, el wallet lightweight se configura mucho más rápido.

Gracias a ese aumento en la velocidad, el espacio de almacenamiento que ocupan en tu equipo se reduce considerablemente.

Empleo del SPV

Los wallets lightweight trabajan con el Sistema de Pago Verificado (SPV). Esto se debe a que, dado que no poseen una copia de la cadena de bloques, son incapaces de autoconfirmar las operaciones. En cambio, aplicando esa opción pueden verificarlas mediante los nodos.

Además es necesario destacar que el SPV es mucho más rápido y maneja un nivel de seguridad más elevado que el sistema tradicional, lo que hace que estos monederos sean aún más seguros que los de tipo web.

Solicitud de la raíz del Mekle

Estos monederos obtienen de los nodos la raíz de Mekle perteneciente al bloque donde va la transacción que se ha hecho.

Así se logra diferenciarlo de los demás y a su vez confirmar que los mineros han validado y añadido la transacción a uno de los bloques oficiales de la blockchain.

Versatilidad

Los Lightweight Wallets pueden ser tanto de escritorio como online. De igual manera, existen algunos que funcionan con dispositivos móviles. Estos últimos son llamados “clientes ligeros” y su peso es todavía menor.

Costo de uso

Por lo general estas billeteras son de uso gratuito. Muy pocas alternativas exigen un pago, y en esos casos el monto es bastante bajo.

En ambos casos hay que obtener el cliente desde un sitio oficial. Esta condición de funcionamiento permite garantizarles a los usuarios que es una versión válida.

Consejos a la hora de usar Lightweight Wallets

A pesar de ser tan sencillos de utilizar, estos monederos pueden ser aprovechados mucho más correctamente si sigues estas sugerencias:

  • No manejes fondos demasiado grandes. Estos wallets necesitan de Internet para poder operar. Por ende, una sobrecarga de fondos puede desestabilizar el sistema. Lo más recomendable es hacer movimientos pequeños.
  • Mantén limpios tus dispositivos. Los monederos lightweight son resistentes ante ataques. Aun así, te recomendamos hacer limpiezas de virus y toda clase de malware en tus dispositivos, porque esas amenazas podrían acceder a tus claves privadas y manejar tus criptoactivos.
  • Busca los clientes oficiales. Como decíamos anteriormente, las versiones oficiales de estos wallets son las que funcionan, y las conseguirás solo en sus páginas online. No descargues ninguna versión de otro sitio, ya que ha habido intentos de clonación.
  • No uses estos wallets siendo mineros. Las billeteras lightweight no son la mejor opción para que manejes tus recompensas al minar, dado que estas incluyen demasiadas microtransacciones. Mejor opta por wallets corrientes.
Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 11,849.13 1.29%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 437.40 3.29%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.297370 1.59%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 295.33 1.18%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.136543 1.73%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 57.24 1.62%
  • eosEOS (EOS) $ 3.34 7.64%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.103928 3.09%
  • tronTRON (TRX) $ 0.023944 2.55%
  • moneroMonero (XMR) $ 90.00 0.77%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.397063 2.56%
  • neoNEO (NEO) $ 14.90 0.5%
  • dashDash (DASH) $ 92.79 0.94%