Los bancos centrales del mundo están considerando desarrollar sus propias monedas digitales

Aunque se piense lo contrario, la tecnología es el presente de la economía. Esto lo hemos visto en diferentes escenarios en los cuales las opciones tecnológicas para acceder a productos financieros es mucho más viable que en el pasado.

Ahora, el interés de algunos países se ha centrado en los activos digitales. Varios bancos centrales del mundo han comenzado a considerar proyectos para la creación de monedas digitales. Podría decirse que lo que causó este interés fue el proyecto Libra de Facebook.

Cuando este proyecto fue anunciado durante el año pasado fue por demás criticado. Los reguladores de diferentes países se pusieron en contra de su salida. Producto de esta negativa el lanzamiento de Libra que se tenía previsto para el 2020 se ha postergado de tal forma que es prácticamente imposible que sea lanzado durante este año.

No se sabe con certeza cuándo este proyecto verá la luz, pero mientras tanto, los reguladores de diferentes países han prestado mayor atención a los activos digitales y han visto en ellos una nueva alternativa para mantenerse vigentes y también para ofrecer nuevos productos mucho más adecuados para los clientes.

Justo ahora, una de las discusiones más recurrentes es sobre si es realmente adecuado desarrollar monedas digitales o no. En cuanto a este tema existen opiniones encontradas, algunos países se niegan a que las criptomonedas cobren pertinencia en el mercado, mientras que otros desean adoptarlas, pero con ciertas restricciones.

Los informes de los bancos centrales

Como es costumbre los bancos centrales de diferentes países exponen los informes en los que se mencionan algunos proyectos y posturas. En los informes más recientes se han realizado propuestas que pretendan sustentar la forma en la que funciona la nueva manera de ver la economía.

Recientemente el día viernes el Banco de Pagos internacionales y otros 7 bancos centrales del mundo en entre los cuales se encontraba la Reserva Federal, Banco Central Europeo y el Banco de Inglaterra emitieron informes en los cuales se reflejaba la posibilidad del desarrollo de monedas digitales.

En los informes además de tratarse diversos temas sobre la seguridad de las monedas en caso de que se desarrollaban también se mencionaba cómo estas monedas tendría la función de complementar el uso de la moneda fiduciaria a la cual estaría anclada. Esto quiere decir que estas monedas no tendrían la función de reemplazar el dinero en efectivo ni ninguna otra forma de moneda que tuviese curso legal en el país.

Además se resaltaba como las monedas digitales deberían respaldar la estabilidad financiera del país y no dañarla. Se dejó en claro que para que un proyecto de desarrollo de una moneda digital anclada a alguna de estas entidades bancarias, estas deberían ser lo suficientemente seguras para que puedan ser utilizadas por los ciudadanos. Además, era importante que fuesen lo suficientemente baratas para desarrollarlas.

Los retos del desarrollo de las monedas digitales de los bancos centrales

Varios son los retos que enfrentan los reguladores y los bancos centrales al pensar en desarrollar una moneda digital. Desde ahora se conoce que los bancos están considerando crear una moneda digital basada en tecnología blockchain pero con un funcionamiento contrario al de Bitcoin pues estas monedas serían estables y su precio no fluctuaría tal como lo hacen las monedas descentralizadas.

Esto podría ser un gran paso para digitalizar la economía que desde hace algún tiempo se demanda, pero también la atención que ha recibido esta postura no es de las más favorables. Muchas personas han visto con preocupación el desarrollo de monedas digitales de este tipo pues estas medidas podrían ser una oportunidad perfecta para los delincuentes para realizar actividades criminales como el lavado de dinero.

Si bien se ha mencionado que estas nuevas medidas pueden promover los pagos mucho más flexibles y eficientes para los usuarios sí que existen algunos riesgos. Pero es importante recordar que actividades criminales como el lavado de dinero siguen utilizando dinero fiduciario y en efectivo  para perpetuar los crímenes. Es por ello que introducir opciones digitales respaldadas en la moneda de curso en el país podría reducir el índice de crímenes.

Aunque no se sabe con certeza si los bancos centrales del mundo desarrollarán sus propias monedas digitales, esto es prácticamente indetenible. La economía digital es el presente de la economía y si bien la economía tradicional no está peligrando justo ahora, si no se consigue sumarse a las nuevas tecnologías es probable que su estabilidad se vea afectada.

La vida de la economía tradicional aún será muy larga, sobre todo porque las monedas digitales aún son un producto muy joven, pero que ha tenido un crecimiento muy acelerado en los últimos años. Ya algunos países como China y Estados Unidos se han adelantado y la creación de estas monedas es inevitable.

Fuente: Finance Sina
Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 13,130.66 1.44%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 405.24 0.4%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.254506 0.81%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 267.83 1.15%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 58.13 1.76%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.105401 1.03%
  • eosEOS (EOS) $ 2.70 2.85%
  • moneroMonero (XMR) $ 135.16 2.12%
  • tronTRON (TRX) $ 0.027225 1.36%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.083585 0.47%
  • neoNEO (NEO) $ 17.75 0.23%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.280512 1.26%
  • dashDash (DASH) $ 72.16 0.51%