La FCA prohíbe a los inversores minoristas realizar transacciones de derivados de criptomonedas

Las regulaciones en cuanto a criptomonedas se ha convertido en uno de los temas más recurrentes en los últimos años. Con el acelerado crecimiento del mercado criptográfico era de esperarse que las regulaciones que se plantearan fuesen mucho más estrictas, pero en esta oportunidad la FCA que es la Autoridad de Conducta Financiera Británica ha creado regulaciones bastante restrictivas para el uso de criptomonedas.

Hace solo unas cuantas horas la FCA ha anunciado que prohíbe la venta de varios productos de inversión de criptomonedas a inversores minoristas en todo Reino Unido. Entre los productos que están prohibidos para su uso se encuentran algunos derivados de criptoactivos como en el caso de los de Bitcoin y las notas cotizadas en bolsa.

También se pudo conocer que la prohibición entrará en vigencia el 6 de enero del 2021. Esta medida ha sido tomada pues según la percepción de la FCA los productos anteriormente mencionados son inadecuados para los inversores minoristas. Esto haría que los inversores de este tipo fuesen mucho más vulnerables a pérdidas de capital importantes.

El planteamiento de la prohibición establece que los inversores minoristas evitarán pérdidas importantes que podrían llegar a ser de hasta 53 millones de libras esterlinas si es que dejan de utilizar este tipo de productos para comercializar.

La volatilidad en los precios de criptomonedas ha motivado a la creación de la regulación

Según lo mencionado por la FCA se señaló que existe una extrema volatilidad en los precios en los activos de cifrados. Además de la poca comprensión de los activos digitales por parte de una gran cantidad de inversores minoritas. Se expuso que no conocían del todo el mercado y sus riesgos, por ello es que sus inversiones terminarían convirtiéndose en pérdidas.

Además se hizo referencia a los activos que formarán parte de la regulación. Según lo anteriormente mencionado se contempla los activos encriptados transferibles no encriptados. Que estos no son considerados como monedas electrónicas y entre ellos se incluyen los tokens.

Con todo este panorama y una presunta amenaza a la estabilidad económica de los inversores minoristas la FCA ha creado regulaciones que prohibirán que empresas estén en Reino Unido o sean de Reino unido vendan, comercialicen y distribuyan cualquier derivado. Esto para los activos encriptados que no estén regulados.

Según lo expuesto por Sheldon Mills quien es director ejecutivo de la FCA menciona:

  ”Esta prohibición refleja que concedemos gran importancia al daño potencial de estos productos a los inversores minoristas. Las enormes fluctuaciones de precios, junto con las dificultades inherentes de una valoración fiable de los activos criptográficos, hacen que los inversores minoristas se enfrenten a enormes cantidades de operaciones con derivados criptográficos. El riesgo de pérdida. Tenemos pruebas de que esto está sucediendo a gran escala. Esta prohibición proporciona un nivel adecuado de protección”.

Justo ahora para la FCA es muy importante que todos los usuarios estén protegidos ante el uso de criptomonedas. Y en este caso, los inversores minoristas serán los que se vean más beneficiados de esta regulación pues el riesgo de inversión para ellos puede ser bastante alto.

Los reguladores prestan mayor atención a los activos digitales

Una de las dudas comunes que han surgido en cuanto a estas regulaciones es si serán realmente beneficiosas para el mercado o simplemente se han creado las regulaciones como una forma de controlar los activos digitales ante proyectos que estén relacionados con los activos digitales como en el caso del Euro Digital que podría ser una nueva forma de comercializar en todo el continente europeo.

Si revisamos las apreciaciones de Richard Berry, este ha mencionado que los reguladores financieros de UK han estado prestando mayor atención a las criptomonedas durante mucho tiempo. tener un activo de este tipo ganando tanto terreno y poniendo en peligro la estructura económica tradicional puede tratarse de una amenaza para el orden y finalmente se han dado los primeros pasos para restringir el libre uso de estos activos.

Aunque se pueda pensar que en Reino Unido las criptomonedas ya no serán legales, poco tiene que ver con esto. Aunque se ha mencionado que ya las criptomonedas se prohibirán por completo esto no es así. Lo que ha hecho la FCA es prohibir el uso de derivados de criptomonedas con la esperanza de hacer más seguro el uso de activos digitales.

De esta manera, se podrá seguir comercializando con criptomonedas, pero no con derivados. Un punto que se ha tocado constantemente desde que se anunciara esta regulación son las grandes ganancias que algunos inversores minoristas han podido conseguir utilizando derivados de criptomonedas.

Definitivamente estos inversores ya no tendrán la posibilidad de tener tales ganancias, pero también se reducirá la posibilidad de que tengan pérdidas que superen la inversión inicial que se ha hecho en los derivados.

Fuente: Finance Sina
Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 13,105.07 1.16%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 404.04 0.77%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.253352 0.32%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 266.08 1.89%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 57.79 0.87%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.104975 1.66%
  • eosEOS (EOS) $ 2.69 2.1%
  • moneroMonero (XMR) $ 134.62 1.78%
  • tronTRON (TRX) $ 0.027169 1.03%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.083449 0.25%
  • neoNEO (NEO) $ 17.69 0.4%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.279563 0.8%
  • dashDash (DASH) $ 71.96 0.9%