En Malasia fue desmantelado centro de criptomonedas que robaba electricidad

Malasia

A medida que el mercado de criptomonedas ha ido en crecimiento también han crecido las formas en las cuales se cometen delitos ligados a los activos digitales. Se podría pensar que solo la estafa de criptomonedas, el lavado de dinero y el financiamiento de terrorismo son los principales problemas del ecosistema, pero ahora ha surgido una nueva manera de delinquir y tal como ha sucedido en Malasia es el robo de electricidad para los centros de criptomonedas que se dedican a la minería.

El allanamiento en Klang, una comunidad de Malasia

Por sorprendente que parezca el robo de electricidad parece que es una actividad muy común en Malasia y más aún cuando se trata de las criptomonedas. Recientemente la Corporación de Energía de las Naciones Unidas de la Comisión nacional de Energía junto al ayuntamiento de Klang, una localidad malaya allanaron el centro de actividades ilegales de criptomonedas.

Con éxito se logró detener el robo de electricidad en ese centro, pero se asume que esta es una actividad que se repite en diferentes partes del país, lo cual representa un peligro. Tal como comentaba Sha Feiyi quien es Subdirector de la Comisión Nacional de Energía señalaba que existía la sospecha que en este sitio se estaba robando energía desde hace un mes.

Desde ese momento comenzaron las investigaciones y producto de la observación y la identificación se tomó la decisión de intervenir y cortar el suministro de electricidad al lugar el día del allanamiento.

¿Cómo funcionó el robo de electricidad en Malasia?

La manera en la que funciona el sistema eléctrico en Malasia es un tanto particular. La comisión ha indicado que la fuente de alimentación madre o general que es la que hace que los usuarios puedan tener electricidad es la que se le entrega a los usuarios. La energía pasa por el transformador y luego por el medidor.

Lo que hacía el grupo de personas que robaba la electricidad era interceptar de forma directa la fuente de alimentación del transformador y hacían una conexión ilegal ellos mismos lo que les daba acceso a electricidad sin tener que pagarla.

Luego de haber determinado este hecho se mencionó que la Comisión Nacional de Energía de Malasia tomaría como marco jurídico el Artículo 37 presente en la Ley de suministro de energía promulgada en 1990 y que puede dar respuesta a este asunto. Una vez que se terminen las investigaciones cabe la posibilidad de que los acusados sean condenados a cárcel o reciban una multa por infringir la ley.

Los centros de criptomonedas en la zona

El haber desmantelado este centro de criptomonedas ha dejado la duda si es que hay otros que realizan actividades relacionadas con criptomonedas de forma ilegal. De hecho, una docena de agentes de la Ley de Comisión Nacional de Energía junto a la Corporación Nacional de Energía y el Ayuntamiento de Klang en el distrito de Klang One Kesas han comenzado a expandir sus investigaciones.

Se estima que al menos 10 almacenes que se encuentran en esta misma localidad se dedican a realizar actividades con criptomonedas como la minería. El siguiente paso será verificar la forma en la que opera cada uno de estos almacenes y ver si es que están cumpliendo con lo legal o están repitiendo la hazaña del centro de criptomonedas allanado.

Según los datos obtenidos se sabe que el consumo de electricidad que se produjo durante todo el tiempo que el centro desmantelado estuvo operativo asciende a los RM30,000 por mes. Lo que es una deuda considerable y que se espera que los delincuentes tengan que saldar.

Los riesgos del robo de electricidad

Malasia no tiene una actitud adversa en contra de las criptomonedas y este evento no ha tenido mucho que ver con que se haya estado trabajando con activos digitales descentralizados. Lo que ha ocasionado el allanamiento y el siguiente procesamiento de los acusados es el riesgo que implica el robo de electricidad.

Aunque dentro de la ley en Malasia se estipula que está penado y es necesario acabar con todos los lugares que trabajen de manera ilegal con electricidad, esto incluyendo hogares o comercios, no solo tiene que ver con un elemento legal sino de seguridad.

Usualmente los transformadores y las centrales están creados para soportar un consumo determinado de energía. En caso de que se presente un consumo extra las posibilidades de sobrecarga de voltaje y un posterior incendio son bastante altas.

Y básicamente esto es lo que han estado haciendo los miembros del centro de criptomonedas allanado. Se conectaron de forma ilegal a una fuente de alimentación sin ningún control y además, la cantidad de energía que consume un centro de minería no es nada bajo.

También cabe la posibilidad que este tipo de actividades ilegales termine afectando a toda la comunidad. Al tener un sobrecargo de energía los cortes de luz pueden regularizarse

Redactor didáctico de Blockchain y apasionado por el mundo de las criptomonedas.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 11,849.13 1.29%
  • ethereumEthereum (ETH) $ 437.40 3.29%
  • rippleXRP (XRP) $ 0.297370 1.59%
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 295.33 1.18%
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.136543 1.73%
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 57.24 1.62%
  • eosEOS (EOS) $ 3.34 7.64%
  • stellarStellar (XLM) $ 0.103928 3.09%
  • tronTRON (TRX) $ 0.023944 2.55%
  • moneroMonero (XMR) $ 90.00 0.77%
  • iotaIOTA (MIOTA) $ 0.397063 2.56%
  • neoNEO (NEO) $ 14.90 0.5%
  • dashDash (DASH) $ 92.79 0.94%